Cristina Mantilla Linkedin Cristina Mantilla Facebook Cristina Mantilla Google Plus Cristina Mantilla Twitter

Alimentaria 2016 deja buen sabor de boca

Alimentaria- Peñín

Tras unos intensos días de actividad en Barcelona en donde se han celebrado varios eventos claves en el calendario del sector vitivinícola, la cata por parejas y la Música del Vi de Vila Viniteca y Alimentaria, toca parar para reflexionar y valorar.

Como ya comentaba en mis redes sociales, una de las actividades que más me gustó, tanto por la puntuación a los vinos que elaboro como por la cita en sí, fue la Cata de los vinos mejor valorados en 2016 por la Guía Peñín, una referencia en el panorama español. Bajo la batuta del fundador de la publicación, José Peñín, y su actual director, Carlos González, probamos la selección de las máximas puntuaciones en vinos. Que Valdesil y Fefiñanes estuviesen entre las elegidas es todo un reconocimiento al trabajo diario que hacemos, y como enóloga, un gran orgullo.

No solo valoro esta actividad por los vinos seleccionados, sino por los parámetros que se tuvieron en cuenta, entre los que se incluye la historia que hay detrás de cada botella, la tierra, la viña y su gente. Algunos con criterios más actuales, otros menos, pero considero que esta actividad demostró el nivel técnico que respalda Alimentaria, una feria que se mantiene a pesar de la crisis que vivimos y que hace que cualquier inversión en promoción sea un sacrificio para las empresas.

Este es el listado de marcas que pudimos probar:

1. Valdesil. Pezas da Portela 2012. DO Valdeorras
2. Bodegas del Palacio de Fefiñanes. Albariño de Fefiñanes III Año 2012. DO Rías Baixas
3. Gramona. Celler Batlle Gran Reserva Brut 2005. Cava
4. Chozas Carrascal. Vino de Pago Cabernet Franc 2014. DO Pago Chozas Carrascal
5. Artuke. La Condenada 2013. DOCa Rioja
6. Bodegas Hijos de Alberto Gutiérrez. De Alberto Dorado. DO Rueda
7. Gutiérrez de la Vega. Casta Diva Reserva Real 2002. DO Alicante

También la cata de Luis Gutiérrez, delegado de Parker en España, marcó uno de los momentos curiosos de las jornadas, comentando que en Rías Baixas ya hay vinos tintos de calidad… Y eso lo dice sin catar algunos de los muchos vinos que le quedan atrás, porque no están dentro de la senda biodinámica o “natural”, de sus asesores y amigos. ¡A ver si algún día nos da la oportunidad de conocerlos y catarlos!

En general, pude comprobar que los productores que apostaron por invertir en esta cita en la ciudad condal salieron contentos. Buen resultado de contactos y ventas. En concreto se respiraba buena sensación de respaldo por parte de la Xunta y de las denominaciones de origen que han hecho un esfuerzo por apoyar a las marcas.

Como no podía ser de otra manera, me pasé por los stands de las bodegas con las que colaboro y que estaban presentes. En concreto: CastroBrey, Valmiñor, Ronsel do Sil, Fefiñanes y La Maleta HFW. Algunas de ellas, como Castrobrey, han cerrado exportaciones a Tokio, otras como Fefiñanes, entran en la carta de los restaurantes del chef José Andrés en EEUU, con el Fefiñanes III Año.

¡Hasta el año que viene!

Comparte...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *